Todo lo que debes saber sobre seguros de hogar

El seguro de hogar tiene por objeto la cobertura de los daños causados en la vivienda del asegurado, ante riesgos tan diversos como incendio, robo, existencia de goteras, reparaciones que requieran ser realizadas de urgencia…

En los seguros de hogar quedan asegurados tanto el continente de la vivienda (todo aquello que forma parte intrínseca de la construcción, como paredes, techos o suelos), como el contenido de la misma (el conjunto de los enseres y muebles que están en interior de la vivienda).

En todo caso, será en las condiciones redactadas en el contrato del seguro donde se especificará con detalle cada uno de los objetos que forman parte de la cobertura del seguro, así como el conjunto de riesgos que cubre la póliza.

El precio de la prima a pagar por el asegurado dependerá del conjunto de ciertas variables, tales como el valor de la vivienda, el valor de los bienes asegurados que integren el contenido de la vivienda, y el tipo de riesgos y servicios que cubra la póliza del seguro de hogar.

Tipos de seguro de hogar

Existen dos tipos diferentes de seguro de hogar:

Seguro multirriesgo: cubre el conjunto de riesgos detallados en el momento de la firma de la póliza.

Se establece una diferenciación entre garantías básicas de suscripción obligatoria, que cubren la mayor parte de los riesgos más usuales para la vivienda: robo, daños por fenómenos atmosféricos, daños por aparatos eléctricos, daños por demolición o desescombro, daños por agua (tanto por rotura de cañería como por olvido en el cierre de un grifo), daños por incendio, caída de rayo u explosión, daños por goteras, rotura de cristales…. y garantías optativas, aquellas que se añaden a petición del asegurado, tales como daños a bienes asegurados realizados en bienes durante la ausencia del hogar o accidentes personales dentro de vivienda.

Seguro a todo riesgo: cubre la totalidad de los riesgos que puedan existir, excepto los explícitamente mencionados en la póliza.

            Es importante mencionar que en el supuesto que una vivienda esté arrendada, el inquilino podrá suscribir un seguro de hogar por el contenido de lo existente en la misma, aunque sólo el propietario del inmueble podrá hacerlo por el continente.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *